Café como necesidad fisiológica.

Dícese a lo largo y ancho de la red, que el programador, véase el informático medio, se alimenta casi esencialmente de café. De hecho, en un diagrama de flujo, la entrada sería café y la salida, código pre-compilado. Durante años, me he reído de este chiste, sabiendo más o menos el porqué, ya que he dedicado mi vida durante años a la informática, pero sin tener tantísima necesidad de café como me está surgiendo ahora.

El café (y las bebidas energéticas en general), son la espina dorsal de la dieta del estudiante y del informático. Nunca he sido realmente muy aficionado a esta bebida, pero especialmente desde este último año, se está convirtiendo en una necesidad básica en mi pirámide de Maslow personal, a un paso del WiFi y la conexión de alta velocidad.

Hacía tiempo que no hablaba de cosas tan variopintas y alejadas de la temática principal del blog, pero ¿acaso un poco de café hace daño a alguien?

Todas las mañanas, a eso de las 11.30, vamos a una cafetería cerca de clase a tomar un café para despertarnos y despejar la mente. Solo, con leche, expreso, en vaso largo, con tostadas… El café es bueno en todas sus formas.

Aunque, hay un café que me gusta mucho en especial, y es el que voy a tomar los sábados por la tarde a casa de mis abuelos. Es un café hecho con café molido y algo de canela, lo cual le da un toque muy sabroso, partiendo de la base de que, en general, no me gusta la canela. Es un café inspirador, excitante, delicioso… Y el cual, me ha dado la idea para escribir este artículo, el cual, estoy escribiendo ahora mismo como un borrador en Writer, debido a, ¿adivináis qué? Sigo sin ADSL en mi vivienda, así que, me veo forzado a escribirlo aquí, y publicarlo con el 3G de mi smartphone…

Anuncios

2 thoughts on “Café como necesidad fisiológica.

  1. historiasdeunainformatica septiembre 29, 2014 / 10:06 pm

    En mi caso no soy mucho de café (no me gusta) pero sí de comer algo dulce cuando estoy programando muchas horas. El cuerpo directamente ya me lo pide a gritos, jajaja.
    Mira, gracias a pensar en eso me has dado la idea para escribir una historia corta. Gracias ^_^

    • Juanjo Salvador octubre 29, 2014 / 10:07 am

      Azúcar, cafeína, teína, música que nos motive y/o relaje… Son el combustible del programador 😛

      ¡Gracias a ti por comentar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s