El poder de los mitones

Estamos en febrero. Febrero es igual a invierno. Pleno invierno de hecho. Es más, esta mañana en mi pueblo (que está en la montaña) estábamos a 4ºC con lluvia y amenazas de granizo. Hace un frío que da gusto. Pero a la hora de trabajar con un teclado y un ratón, este frío, aunque tengas calefacción, te pasa factura. Y a mi las manos se me congelan muy rápidamente.

20150207_165631¿Cual sería la mejor solución? ¿Usar guantes? Demasiado engorrosos. Hay que buscar otra solución. ¿Pegar las manos a la estufa de vez en cuando? Pues mira, también. Pero no. De hecho, si fuese así, ¿que sentido tendría el título de la entrada? ¡El poder de los mitones! ¡Las ventajas de unos guantes sin ninguna de sus desventajas!

Estos de la derecha, son mis mitones. Son de hilo y realmente poco calientan cuando las cosas se ponen feas, pero tienen ya unos cuantos inviernos de servicio a mi lado, ya que me los compré cuando empecé SMR allá por el 2010.

Los llevo prácticamente a diario en los meses más fríos, y de hecho, mientras escribo esta entrada. ¿Por qué me gustan tanto? Porque evitan que la mano del ratón se congele hasta el punto de tener un puño de hielo en lugar de mano. Tengo otros, más calentitos, pero me gustan estos. Sin embargo, cuando el frío empieza a apretar demasiado, a veces hay que sacrificar algo para protegerse… o programar con las manos insensibles.

Y bueno, decidme, ¿vosotros sois también de usar mitones en invierno?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s