Breve resumen de mis enfrentamientos con Debian 8

Desde que decidí dar el paso a Debian Testing (Debian Jessie actualmente) han pasado muchas cosas. En su mayoría, experiencias nuevas que he ido ganando, y pequeños errores que han evolucionado a problemas más graves… Pero nada que no supe solucionar. Los mayores problemas que he tenido, han sido, en esencia, a causa del hardware.

Debian y su comunidad, no son precisamente conocidos por estar siempre a la última en cuanto a las versiones del software de sus repositorios, sin embargo, estos pequeños pasos es lo que le hace ganar su legendaria estabilidad.

Drivers privativos y la actualización del kernel

Mi portátil tiene una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce 540M, la cual, no termino de aprovechar al 100% utilizando los drivers libres de Debian. De hecho, por motivos que desconozco, me era imposible configurar la salida HDMI con este driver. Así que me instalé los privativos (¡ruego mil disculpas Richard Stallman!) a la última, desde la web de NVIDIA. Solo existe un pequeño incidente: cuando actualizo el kernel, los drivers que tengo instalados se me van a /dev/null y me quedo sin ellos. Así que, generalmente, en entorno gráfico me provoca errores, y me toca reinstalar manualmente.

Es un proceso sencillo realmente, solo tenemos que hacer Ctrl + Alt + F1 y abrir una sesión en modo consola, cerrar el entorno gráfico (gdm para GNOME, kdm para KDE)

sudo service gdm stop

Y ejecutar (como root) el script .run que nos facilita NVIDIA. En mi caso, lo tengo siempre en ~/Scripts, así que me es fácil acceder a el e instalarlo siempre que lo necesito. Una vez termina de eliminar el driver conflictivo e instalarse, está listo para reiniciar y funcionar.

Sin sonido, sin drivers de audio

Este ha sido mi problema favorito hasta ahora. Cuando actualicé a Debian testing, me empeñé en no salir de aquí para nada, lo cual me llevó inclusive a utilizar juegos con Wine. Pero soy aficionado a los MMORPG, así que, necesité instalarme Mumble también. Hasta aquí bien. Pero al tratar de configurar el audio para que la salida de este, no fuese la misma que la entrada (es decir, mis altavoces actuaban como micrófono) lo único que conseguí fue, aún no se como, cargarme los drivers de sonido, dejando mi ordenador sin audio. Este es un problema que he pasado meses sin pensar en resolver, hasta hoy, que le he plantado cara.

Al comprobar la lista de dispositivos de audio con aplay -l, me devolvía un error informándome de que No soundcards found.... Ante mi sorpresa, decidí investigar este error. Tras buscar entre toneladas de mensajes de foros, me salta la idea: ¿y si fuese el driver?

Me voy a Debian Device Driver Check y compruebo el driver Intel de mi tarjeta de sonido, en este caso, snd-hda-intel. Una búsqueda rápida en la wiki de ALSA me lleva a la solución: añadir los drivers manualmente mediante modprobe.

Corriendo, abro una terminal y con la esperanza de que esta fuese la solución a mi problema, tecleo

sudo modprobe snd-hda-intel

Para, ante mi sorpresa, emitirse un pequeño zumbido en mis auriculares. Emocionado, abro Spotify y… A disfrutar de música desde mi Debian.

Anuncios

One thought on “Breve resumen de mis enfrentamientos con Debian 8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s