NextGen, ¿la generación competitiva? Un café con Juanjo

Confieso que soy un poco fanboy de según que cosas. Soy un fanboy de Intel (y no recuerdo haber tenido nunca un PC con procesador AMD), siempre me han atraído más las GPU de NVIDIA (todo empezó cuando tenía 13 años y leía revistas de videojuegos para PC…), en la guerra de consolas siempre apoyé a Microsoft con Xbox (a pesar de que tenía una PlayStation) y cuando alguien menciona Linux, no puedo evitar unirme a la conversación.

Sin embargo, haciendo apología de mi fanatismo consolero, siempre he sido un gran fan de la saga Halo. Precisamente debido a esto, el pasado fin de semana lo dediqué a jugar a la tercera entrega de la saga, Halo 3, sembrándome un árbol de nostalgia en mi mente y de buenos recuerdos cuando empecé a jugar al primer Halo, donde los gráficos y la jugabilidad, en comparación con lo que tenemos ahora, dejaban mucho que desear.

Y digo «en comparación con lo que tenemos ahora», dado que se nota muchísimo la evolución de la saga en ambos aspectos, especialmente el primero. Esto me hizo recordar mi impresión de «Menudos graficazos, que escenarios más logrados» que me causó la primera vez que inicié dicho juego, hace cosa de 10 años (más o menos). Abordado por la nostalgia, me he instalado Halo 2 (para Windows Vista), y he decidido volver a jugarlo. El cambio gráfico de esta entrega a Halo 3, es realmente impresionante, hasta el punto que en alguna ocasión he pensado «Madre mía, que mierda de gráficos, menos mal que lo voy a jugar en la Master Chief Collection» (una edición remasterizada para consolas next-gen de toda la saga Halo, en HD). Esto me ha hecho pensar: ¿por qué un port HD de una vieja gloria en next-gen?

Mi reflexión hasta el momento, puede exponerse con la idea de que, cada vez más jugadores no piden, sino que exigen, a las compañías que sus juegos tengan cada vez más y más contenido multijugador online, y sobretodo, competitivo. Algo con lo que estoy en total desacuerdo, y que supongo que habrá provocado bajas entre el público más viejuno, que, a riesgo de sonar a abuelete cebolleta, disfrutamos de las joyas de la edad dorada del videojuego, donde el multijugador online era un extra prescindible, y no una obligación como actualmente.

Este hecho podría haber causado estragos en las cuentas de las empresas, las cuales a falta de novedades en el sector, y un mercado dominado por unos pocos títulos, han podido optar hacia el «resucitar a las viejas glorias», de forma similar que el cine está retomando las sagas ochenteras y noventeras de taquillazo fácil (como Terminator, Rocky, Jurassic Park, o Star Wars). ¿Es posible que estemos ante una generación de videojuegos y consolas donde la competición es lo único importante? ¿Que nos prepara la siguiente generación?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s